domingo, 2 de diciembre de 2018

Mini-reviews: El Efecto Mariposa y No Respires

Las últimas semanas no tuve mucho tiempo para ver películas, pero en un hueco que me hice logré ver El Efecto Mariposa por primera vez. Y el fin de semana, con mucho tiempo libre, vi No Respires. Dos obras muy distintas, por lo que no tengo razón para que estén juntas aquí, simplemente lo están.


El Efecto Mariposa


El Efecto Mariposa (The Butterfly Effect) es una película de 2004, escrita y dirigida por Eric Bress y J. Mackye Gruber. Esta cuenta la historia de un joven llamado Evan (Ashton Kutcher) que viaja en el tiempo para transformar el pasado y alterar el futuro de sus amigos.

Sin duda no me esperaba nada de lo que vi en esta cinta. Después de todos los años que  pasaron de su estreno, y siendo tan conocida, es bastante sorpresivo que no supiera nada de la trama, pero así fue. Me sorprendió de muy buena manera diría.

Esta película, si bien no es una obra maestra en lo que corresponde a lo puramente técnico, considero que tiene un buen guión con una historia muy fuerte. Sin duda lo que hace a la cinta buena es su historia. A algunos tal vez les parezca confusa debido a los saltos temporales, pero a mí me hace prestarle mucha más atención.

El concepto que presenta la película proviene de la teoría del caos, y parece más difícil de lo que en realidad es, y por si alguien no lo conoce, dejo el ejemplo propuesto por Edward Norton Lorenz:

"Si se parte de dos mundos casi idénticos, pero en uno de ellos hay una mariposa aleteando y en el otro no, a largo plazo, el mundo con la mariposa y el mundo sin la mariposa acabarán siendo muy diferentes. En uno de ellos puede producirse a gran distancia un tornado y en el otro no suceder en absoluto."

A mí en lo particular siempre me pareció súper interesante, la idea de que todas nuestras acciones, sean grandes o pequeñas, puedan afectar y cambiar por completo el curso de nuestras vidas o el de las personas a nuestro alrededor. No creo que esto sea así en una escala tan grande como la que se muestra en el film, pero sí podemos llegar a condicionar las vidas de los demás.

Sin duda es una película que me hizo reflexionar sobre mis acciones, y preguntarme si de alguna forma afecté de mala manera las vidas de mis amigos. Muy recomendada para quienes no la hayan visto, pero también buena para re-verla un fin de semana.



No Respires



No Respires (Don't Breathe) es una película del 2016 dirigida y escrita por el uruguayo Fede Alvarez (del cual probablemente hayan escuchado tras el reciente estreno de La Chica en la Telaraña). Esta nos cuenta la historia de unos ladrones que saben que un ciego guarda mucho dinero en su vivienda, y entran en su casa para robarle. Lo que parece ser un robo sencillo, termina siendo una pesadilla.

Yo no soy una fanática del cine de terror, por lo que es muy raro de mí ver esta clase de película, pero leí la reseña que hizo Nicolás Amelio-Ortiz de ella en su libro 100 películas que me abrieron la cabeza, y supe que tenía que verla.

Esta película de cine independiente, es la prueba de que un gran presupuesto no hace a una buena película. La estética de la película está muy bien cuidada, tiene una dirección excelente y muy buenas actuaciones de parte de todos los actores. Los protagonistas de la cinta son Jane Levy (Evil Dead, 2013), Dylan Minnette (13 Reasons Why), Daniel Zovatto (Lady Bird, 2017), y Stephen Lang (Avatar, 2009).

Creo que vale la pena destacar un plano secuencia, que hay en la primera parte de la película (y que bien menciona Nico en su libro). Nos va mostrando con, a veces, no mucha sutileza, objetos que son claves para el desarrollo de la trama. Una idea excelentemente desarrollada.

Se nota que esta película esta hecha por personas a las que les gusta el cine de terror. Nadie que no disfrute de la buena tensión, esa que te mantiene al borde de un asiento, (o en mi caso, abrazada a una almohada) puede hacer una obra como esta. 




Terminé completamente sorprendida (de distintas maneras) gracias a estas dos películas y sin duda las super recomiendo a ambas. Así que si tienen la oportunidad de verlas, háganlo.

sábado, 1 de diciembre de 2018

Bohemian Rhapsody - Opinión

La tan esperada bio-pic sobre Freddie Mercury y la banda Queen, Bohemian Rhapsody, por fin llegó a los cines, y dejó a las audiencias muy divididas. 


Primero, tengo que empezar diciendo que no puedo ser muy imparcial con esta película por más que trate. En verdad soy muy fanática de esta banda, la admiro de sobremanera así que esperaba muy ansiosa el estreno de esta película. 

Esta cinta fue casi completamente dirigida por Bryan Singer, conocido por llevar a cabo gran parte de las películas del universo de mutantes de Fox, los X-Men. Tuvo que ser terminada por Dexter Fletcher, debido al despido de Singer cerca del final del rodaje.

No creo que este conflicto con la dirección haya afectado para nada en la cinta, que sin duda tiene una dirección impecable para mi gusto. La escena inicial, con los créditos y los momentos previos al concierto de Live Aid me pareció bellísima.



Voy a pasar rápidamente por lo que no me gustó sobre la película, que es poco. Primero, el guión. Creo que se siente muy genérico, son como una secuencia de momentos que pasaron en los primero años de Queen. Las transiciones de tiempo se sienten muy rápidas y le quitan un poco de interés a el primer acto. 

El segundo acto, por otro lado, toma más fuerza, después de que la banda ya lleva años tocando. La cinta no sabe bien qué parte de la historia de Queen quiere contar, parece no decidirse hasta ese punto.

Tampoco me agradó que sea una versión light de la vida de Freddie Mercury. Suavizaron la historia para poder hacerla comercial con la clasificación PG-13. No estoy de acuerdo con esto. Y no digo que necesariamente deba ser una cinta super explícita, pero sí que tal vez eso les puso ciertas restricciones al contar la historia como se debía.



Y ahora empezando con lo que me gustó, tengo que decir que el diseño de producción es impecable. La caracterización de la época con los sets y el vestuario está increíble. Especialmente el vestuario de Freddie, que siempre se caracterizó por su ropa extravagante. Cada uno de sus trajes es mejor que el anterior.

La recreación de los videos musicales está excelente, y me emocionó muchísimo verla. Al igual que los momentos de creación de tan míticas canciones como Bohemian Rhapsody o We Will Rock You.



El mayor punto a favor de esta cinta, a mi parecer, son las actuaciones. Los cuatro integrantes de la banda están bien elegidos. Sin duda se nota que es un trabajo de muchos años el buscar a las personas correctas. Si quieren estar seguros de eso nada más miren a Gwilym Lee, que interpreta a Brian May, es una réplica. Después tenemos a Joseph Mazzello como John Deacon, Ben Hardy como Roger Taylor, y Rami Malek como Freddie Mercury. Los cuatro tienen muy buena química y se nota.



Creo que todas las interpretaciones están excelentes, pero me gustaría destacar el papel de Rami Malek como Freddie Mercury, porque me imagino lo difícil que fue para él como actor encarar este rol. Freddie es una figura emblemática de la historia de la música, con una personalidad excéntrica, muy carecterística suya. Y Malek sabe llevarlo excelente.



Malek sabe cómo llevar la tan mítica personalidad de Freddie. No lo imita, lo que vemos es su interpretación del personaje. Y es excelente, especialmente en sus manerismos y gestos. Sin duda es un gran candidato para el Oscar (y espero que lo consiga).

Creo que el final es un homenaje increíble a la banda. La recreación del concierto en Live Aid es impresionante y muy emocionante. Considero que fue un riesgo que decidieran que éste fuese el final pero para mi gusto quedó muy bien.



Bohemian Rhapsody, en mi opinión, es una película para los fanáticos de Queen, pero también creo que puede gustarles a quienes no conocen a la banda. Es una muy buena forma de sumergirse en este mundo de excentricidades y excesos, que, si bien no está completamente explorado en la película, puede seguirse investigando en casa.

martes, 14 de agosto de 2018

El Ángel - Opinión

El Ángel es la nueva película de Luis Ortega inspirada en la historia de Carlos Robledo Puch, el asesino más conocido de la historia argentina que fue apodado como "el Ángel de la muerte" por la prensa. 


Lo siento mucho por la gente que fue a ver El Ángel con la idea de que verían una película de acción, porque no lo es, a pesar de que sí tiene sus momentos. Este es un drama sobre la mente de un asesino, su familia, su sexualidad. Que, por momentos, tiene toques de surrealismo excelentemente colocados para mi gusto.

También, a pesar de que se dijo incontables veces que no lo era, muchos fueron a buscar un biopic sobre Carlos Robledo Puch, con recreaciones de sus famosos asesinatos. Está inspirada en su historia, sí, pero el 90% de las cosas que pasan en la cinta son ficticias. Así que si aún no la vieron, no esperen eso. 

Luis Ortega, desde un principio, dijo que esta película es su interpretación de la historia de Carlos. Que él tomo algunos detalles (como el matar gente dormida, o el quemarle a alguien la cara con un soplete) para su historia. Dijo que lo principal, y es por lo que la película se titula así, era tomar esa imagen de chico inocente con un rostro bello, que la gente no cree capaz de hacer daño alguno, pero que termina siendo un psicópata.


Quiero empezar mi opinión diciendo que adoré esta película. La disfruté muchísimo, y estoy deseando verla de nuevo. Tiene una estética preciosa, el vestuario, la gama de colores, los autos, el decorado, la música. ¡Los '70 son una bendición para está película!

A pesar de que la trama es bastante simple, y la película no tiene un guión muy complejo, creo que narra de una forma bastante poética, a veces sin necesidad de diálogos. Diría que las tomas, la música y en especial las actuaciones, le dan la fuerza a la historia.

Creo que lo mejor en esta cinta y que, según Luis Ortega, la sostiene, son las actuaciones. Una más impecable que la otra. La película introduce por primera vez a Lorenzo Ferro, en la piel de Carlitos, quien realiza un trabajo impecable. Su primer trabajo y ya se codea con actores de la talla de Cecilia Roth y Daniel Fanego. 


Ferro hace un trabajo que no tiene nada que envidiarle al de sus compañeros de reparto. Tiene habilidad para meter al espectador en la mente de Carlos. Y muchas veces nos transmite todo lo que está pensando con su mirada. El  chico es súper talentoso, no se puede creer que sea su primer trabajo.

La película no busca que uno, como espectador, empatice con Carlitos, pero en mi caso lo logró. En cierto punto, su pensamiento de hacer lo que uno quiera, ser libre. Esa vida de aventura que el tiene, es atrayente. 

Ana María (Mercedes Morán) y José (Daniel Fanego), interpretan a los padres de Ramón (Chino Darín). Ambos personajes me parecieron muy bien desarrollados y súper intensos. Sus personalidades son bastante oscuras, y ambos pueden llegar a dar escalofríos.


La química entre el Chino y Lorenzo es extraordinaria. Una de mis secuencias favoritas, es una que tiene a The House of the Rising Sun, en la versión hecha por Palito Ortega, de fondo. Está cargada de emoción, y ese momento entre ambos me pareció hermoso.

"Fidel y el Che" dice Ramón. "Perón y Evita" contesta Carlos. 
Otro punto positivo que tuvo, es la banda sonora. Es hermosa, y le da muchísima fuerza a la cinta. Desde el comienzo, con una tremenda secuencia de Carlitos bailando al son de El extraño de pelo largo, me dejaron encantadísima. Esa escena sirve de "paralelo" para el cierre de la cinta.

La fotografía y los colores son hermosos. Desde el trailer, ya se podía apreciar que la estética de la cinta era muy bella, y no decepciona. Hay planos de cámara que son muy buenos. La película no tiene miedo en soltarse del esquema tradicional y explorar con tomas distintas. Se toma muchas libertades y le sale bien.


Tenía muchas expectativas por esta película después de ver el trailer, pero a pesar de que no es lo que vende, no me decepcionó ni un poquito. Sin duda salí con una sonrisa de la sala. Contenta de saber que una obra que se toma tantas libertades artísticas y que sea tan poética en su forma de narrar, esté hecha acá en Argentina.

Sí, llené esta opinión de imágenes, porque estoy muy enamorada de la estética de esta película, así que no me juzguen. Y si tiene la oportunidad, ¡vayan a verla!

martes, 17 de julio de 2018

Ant-Man and The Wasp - Reseña

Ant-Man vuelve otra vez de la mano de Peyton Reed, pero en esta entrega acompañado por The Wasp, la primer heroína de Marvel en tener su nombre en el título de la película. 






















Ant-Man and The Wasp comienza casi dos años después de los acontecimientos de Capitán América: Civil War. Scott Lang (Paul Rudd) está viviendo con un arresto domicialiario por causa de los Acuerdos de Sokovia. Debido a un sueño que Scott tiene en el que ve a Janet (Michelle Pfeiffer), Hope Van Dyne (Evangeline Lyly) y Hank Pym (Michael Douglas), con quienes no ha hablado desde que lo arrestaron, buscan su ayuda.

La trama principal de esta secuela está enfocada en el rescate de Janet Van Dyne que está en el reino cuántico. Esta posibilidad había quedado abierta desde la primer película en la que Scott se hiso subatómico y pudo volver. Los conflictos principales giran en torno a la familia, especialmente padres e hijas, según lo dicho por Peyton Reed. Vemos la relación de Hank y Hope, que parece haber mejorada mucho de la primera cinta hasta ahora. También a Scott y a su hija Cassie (Abby Ryder Fortson), a quien tiene que cuidar y entretener en el encierro. Sumado a esto, la historia de la villana también haya su origen en su padre.



Me alegra mucho que Marvel se arriesgara con un personaje femenino como protagonista, sin duda Wasp fue de mis partes favoritas de la película y está a la talla. Creo que esta fue una prueba de la empresa para saber si se deben apostar  a películas protagonizadas por heroínas, sin duda la respuesta es positiva. Desde la primer película se deja en claro que Hope no está para bromear, es una mujer muy fuerte. Y queda totalmente demostrado aquí que con Scott o sin él, ella puede enfrentarse a quien sea.



Si hay algo que siempre criticaré de las películas de Marvel es que parece que tienen la obligación de darles un interés romántico a sus personajes, y en la mayoría de los casos son innecesarios (Steve y Sharon, por ejemplo). Pero la relación entre Hope y Scott se siente natural porque no es el enfoque principal. No gastan escenas enteras hablando sobre sus sentimientos, simplemente se da cuando debe darse, y ha sido así desde la primer película.



Mi personaje favorito en la película es Luis, brillantemente interpretado por Michael Peña. Creo que él es el punto más alto del humor que posee la cinta, y sin duda lo fue en la primera. Pero a él se le suma Randall Park interpretando al policía que está a cargo de Scott. Sin duda otro toque de comedia que me encantó. Estos dos, junto a Paul Rudd, son geniales en lo suyo.



Otra cosa que me agrada del humor que maneja Ant-Man, es el como cualquier objeto puede ser una amenaza. O lo agrandan o lo achican según lo que necesiten, me parece súper cómico porque nunca se sabe con qué te vas a encontrar. Eso obliga a la película a hacer cosas creativas.


En la cinta hay un villano secundario, Sonny Burch (Walton Goggins) que es prácticamente irrelevante. Creo que sólo lo pusieron para darle al oportunidad a los personajes de Luis, Kurt (David Dastmalchian) y Dave (T.I.), los amigos de Scott, de brillar. 

Si hablo de personajes que no le aportan nada a la trama tengo que mencionar, lamentablemente, a Bill Foster (Laurence Fishburne). Creí sinceramente que este personaje tendría mucha más relevancia, pero sólo estuvo para poner a Goliat como easter egg, y para contar un poco más sólidamente la historia de la villana principal.



Ahora sí, para mí gusto Ghost (Hannah John-Kamen) es una buena villana. No de la liga de Loki o Buitre, pero se puede comparar con Hela y Kilmonger. Su motivación es bastante justificable, nada de venganzas familiares ni dominar el mundo. Ella quiere salvar su propia vida, y está dispuesta a lo que sea por ello. Es completamente egoísta, y por eso me agrada. Me gustó muchísimo el diseño del traje y también sus habilidades. 

Ya mencioné que hay dos personajes los cuales considero que no le aportan mucho a la trama principal, eso es lo único que no me gustó. Hay demasiadas cosas pasando al mismo tiempo, incluida la sub-trama de este otro villano. Llegado el clímax de la película uno se puede llegar a perder un poco entre tantas historias que se tratan de contar.



Como opinión final, digo que la disfruté muchísimo, creo incluso que un poco más que la primera cinta. Para mí gusto sólo un fallo, le daría un 4,2 de 5. Súper recomendable como comedia de super héroes.

Antes de irnos, ¿podemos hablar de la primera escena post-créditos o es demasiado pronto? Para no dar spoilers, sólo diré que yo tampoco me lo esperaba. Pensé que "eso" afectaría a los Pym pero no de esa manera. Una jugada muy arriesgada, sin duda. No me imagino cómo hará Scott para salir de esta (literalmente salir).

domingo, 15 de julio de 2018

Sobre Series: The End of the F***ing World - Opinión

Si han estado prestando atención al catálogo de Netflix sabrán de este título. The End of the F***ing World se estrenó para Inglaterra en octubre de 2017, pero recién vería la luz del mundo cuando se estrenara, en enero de 2018 en la plataforma de streaming.  


The End of the F***ing World es una serie británica de comedia oscura basada en la novela gráfica The End of the Fucking World por Charles S. Forsman. Esta sigue la historia de James (Alex Lawther), un autodenominado psicópata, que llama la atención de una chica llamada Alyssa (Jessica Barden). La intención de él es matarla, pero decide hacerlo mientras ambos se embarcan en un road trip para escaparse de sus familias y estilos de vida.

Sinceramente no sabía mucho de esta serie, la vi bastante después de que saliera, pero por suerte sin saber ningún spoiler. Mi mejor amiga me la recomendó, y ví el primer capítulo para probar. A las pocas horas ya la había terminado. Es una serie muy corta, que sólo tiene 8 capítulos de entre 18 y 22 minutos en promedio. Es fácil de ver y te engancha rápidamente.



El humor que utiliza la serie, es lo que más me gusta de ella. No tienen tapujos en hablar de nada. Y es lo que hace a la historia de amor que se desarrolla mucho más divertida. Otro punto fuerte, es el cómo estos dos personajes que están dañados por lo que les ha tocado vivir se van enamorando.

Si hay algo que destacar de esta serie son los actores principales, Alex Lawther y Jessica Barden. Ambos son geniales en sus papeles y son los que cargan con el peso de la historia, y lo llevan perfectamente. Sin duda son dos chicos súper talentosos, que si tenemos suerte podremos seguir viendo en más producciones. 



Otra cosa que disfruté muchísimo fue el como, en momentos, te podes sentir identificado con los protagonistas, incluso así de locos como están. Mi amiga me dijo, antes de verla, que tenía muchas reflexiones que le gustaron, y sin duda es así. 

Hablando más de la parte "estética", la fotografía es muy bonita, la serie se desarrolla en su mayoría en paisajes exteriores, y están muy bien elegidos los planos. Visualmente es muy linda. Tiene un vestuario genial, algo retro si se quiere, que le da un buen toque. Además de una muy buena banda sonora, que está hecha a medida para un road trip.



La novela gráfica no tiene una continuación, posee el mismo final que la serie, aunque según lo que he leído en Internet (porque lamentablemente el cómic no se puede conseguir en pdf), al principio de este, se da a entender que el final es más permanente. Por el contrario, en la serie se le da la ambigüedad que abre la posibilidad a la realización de una segunda temporada.



A pesar de tocar temas importantes, y también algo grotescos para el tipo de historia de amor adolescente, creo que lo que me fascina de esta serie es que encuentra su valor en la simpleza. Como calificación le daría un 4 de 5, súper recomendada.

Aunque la segunda temporada de The End of the F***ing World ya está casi completamente confirmada, aún se desconoce su posible fecha de estreno. Esperemos que sea pronto.